// Experiencia transmedia

LA ZONA 72

ARAMBURU ATUEL
ARTURI MARTIN
BUZALI MARTIN
CABRERA CAMILA
CASTILLO ALVAREZ DANNA
COMESAÑA PAULA
HERMIDA MARTINA

2019

Links

 

El mito

 

De esa manera se conoce a la franja de un kilómetro de largo por 100 metros de ancho, entre las calles 13, 22, 71 y 72, es conocida como “La zona 72” . En este sitio se han registrado desde.de la década de 1950 una gran cantidad de avistajes de OVNIs, los cuales son investigados por la FAO (Fundación Argentina de Ovnilogía). Según Luis Burgos, uno de los referentes de la FAO, la zona 72 se convierte hoy “en una acotada área de investigación similar a la que puede ser el paraje El Espinillo, en Magdalena, o la estancia La Esperanza, en Gobernador Ugarte, que son en definitiva puntos donde el fenómeno tiende a reiterarse en diversas manifestaciones” […] “concentra episodios muy significativos y relevantes, en un espacio por demás reducido”. En este lugar se observaron luces que se mueven de forma extraña en el cielo, huellas que aparecieron en forma de pasto deshidratado, tres esferas que juntas formaban un triángulo perfecto por encima de la vieja carbonera, un símil a una bandada de mariposas anaranjadas, un objeto cilíndrico que lo llaman el “lavarropas” y despegó también del techo de la vieja carbonera por el año 1999, más el testimonio de dos jóvenes que vieron una supuesta criatura extraña e inhumana que saltó del techo grande de la vieja estación a una pasarela y de ahí al pasto una noche. La gente de la FAO no cree que los avistamientos, OVNIS fantasmas, huellas deshidratadas y hasta la presencia de humanoides vista en la Zona 72 se deba a la presencia de seres extraterrestres; creen que esa zona podría tratarse de una ventana lograda por una civilización (tal vez la nuestra) para viajar a través del tiempo desde el futuro en el cual se encuentran hasta nuestro presente: “No sabemos a ciencia cierta de qué se trata pero creo que la sucesión de fenómenos abre la puerta a la posibilidad de atribuir toda esa casuística a viajeros del tiempo, que estuvieron allí mucho antes de que esté lo que se observa ahora o que ya están en lo que habrá ahí mismo en un futuro.” […] “Es rarísimo lo que pasa porque combina muchas cuestiones que se desprenden del relato de los testigos”.

La propuesta transmedia 

 

La experiencia en su totalidad busca revivir la vigencia del mito mediante la viralización de sucesos llamativos por la zona. Se observa la aparición de objetos peculiares como VHS y cassettes ajenos al contexto temporal actual. También otro suceso a destacar es la gran cantidad de apariciones de gatos específicamente por la zona 72.

Kevin Palmma, conspiranoico y estudiante de periodismo, se encargó de seguir los hechos en primera persona mediante su blog, haciéndole llegar avisos a los vecinos y difundiendo la información mediante sus redes sociales.

Otros sucesos incluyen, aparición de graffitis en la zona alertando sobre actividades paranormales, cartelería a modo de difusión, viralización de la intensa aparición de gatos, relevamiento de diarios de la hemeroteca etc.

El final del recorrido 

La experiencia concluirá con una una sala de escape grupal que haga referencia al enigma de la zona 72, buscando develar los misterios que se entienden en este espacio para poder escapar de la habitación exitosamente en un tiempo determinado. Si el grupo en cuestión no logra resolver el escape, perderá el desafío y serán expulsados de la sala.