// Experiencia transmedia

Masonería en La Plata

Sago, Suyay
Targa, Delfina
Santa María, Malvina Soledad
Monzón, Lautaro
Mieri, Francisco

2019

El mito

 

La historia de la fundación de la ciudad de La Plata (19 de noviembre de 1882), está ligada a la masonería a raíz de que las personas que participaron en su trazado y construcción estaban relacionadas a dicha institución. Según esto, tanto el trazado de la ciudad, como su arquitectura está investida de un lenguaje simbólico, lleno de mensajes indirectos.

La masonería, cuyo símbolo por excelencia es la escuadra y el compás, es una institución discreta que tiene como objetivo “la búsqueda de la verdad, el estudio filosófico de la conducta humana, de las ciencias y de las artes y el fomento del desarrollo social y moral del ser humano.”

La propuesta transmedia 

A través de un cartel de formato cuadrado, compuesto por un ojo que mira hacia abajo indicando un código QR y se encuentra ubicado en alguna facultad de la ciudad, se accede a una página web. En ella, lo primero que se ve es una clepsidra alada en cuenta regresiva (que indicará el día de la muestra cuando llegue a cero); luego, una frase que el usuario deberá entender para tomar los 3 conceptos que menciona (libertad, igualdad y fraternidad); y, debajo de ésta, un espacio para ingresar esos tres conceptos como contraseña. Al ingresar la contraseña, la página le redirigirá a un grupo de facebook llamado “El camino a la sabiduría”,  donde deberá contestar dos preguntas para ser aceptado: “¿Cuál es la clave con la que llegaste al grupo?” “¿Qué cosas has escuchado sobre la masonería?”.

Este grupo es administrado por Delta Mastre, un personaje que les dará la bienvenida, les adjudicará el grado de aprendiz y les explicará la dinámica de su desafío. 

Hasta el día en que el reloj llegue a cero, Delta publicará diariamente un acertijo, relacionado a la masonería en La Plata, que irá aumentando su complejidad a medida que pasen los días. Primero serán acertijos que, a lo sumo, los usuarios podrán resolver buscando la respuesta en internet; y luego, pasarán a ser acertijos cuya respuesta será un lugar específico y real de La Plata, donde el usuario deberá ir a buscar un símbolo determinado y mandar registro de eso. Estos últimos acertijos/desafíos intentan realizar un recorrido simbolizando el paso de la vida a la muerte, comenzando en plaza Moreno y terminando en el cementerio.

El final del recorrido 

El usuario llegará a nuestra aula, allí lo estaremos esperando y en la puerta habrá un poster con un símbolo masónico, un acertijo y una palabra. Este acertijo lo guiará a otro cartel como ese y éste último a otro, así sucesivamente. El recorrido finalizará cuando los acertijos lo hayan mandado de nuevo al aula.
El usuario deberá llevar un registro fotográfico (con el celular) del recorrido anterior  y, al regresar al aula, nos la tendrá que mostrar para así permitirle el acceso. Podrá ingresar un usuario a la vez. 

Al atravesar la puerta, se encontrará en un espacio totalmente oscuro, donde sólo podrá notar en una de las esquinas una pequeña fuente de luz, proveniente de una pequeña linterna; junto a un toquito de papeles adhesivos (como post-it); una lapicera y una pequeña nota con una pregunta como “¿cuál es o cuáles son tus mayores virtudes?” “¿Cuál fue tu mejor logro en la vida?”.

La linterna estará de tal forma que, sin alumbrar mucho, sugerirá que hay algo que merece ser iluminado. Lo que habrá pegado en todo el cuarto, sin que el usuario lo sepa hasta el momento de tomar la linterna, serán papeles escritos con las virtudes de muchas otras personas (que previamente adquirimos mediante una encuesta realizada a los miembros del grupo de Facebook); logros de la vida que merecen permanecer en la memoria del otro; y habrá también, espacio vacíos que le indicarán al usuario que puede tomar uno de los papeles adhesivos, completar la pregunta y pegar el suyo allí. O tal vez prefiera llevarse su papel, o bien llevarse el de otra persona. 

Dentro de la habitación se tratará de crear un espacio privado, interno, un espacio de reflexión y habrá un sonido que tratará de aislar el espacio de la realidad exterior al aula.